Manifiesto

El Arte Acrílico Fluido:

  • no tiene principios. Se mueve a su antojo y se cuela en cada rincón del espacio que ocupa.
  • proviene del expresionismo abstracto y a él se remite.
  • no tiene objetivos.
  • nunca da explicaciones de su existencia; serán los demás quienes lo hagan, si así lo estiman oportuno.
  • puede ser gaseoso, puro aire, cuando quiere.
  • es un arte conceptual.
  • Se ha adaptado enteramente a la era 2.0 de Internet, a esta segunda década del siglo XXI, donde se expande y encuentra su medio.
  • no obedece a las categorías estéticas. Es el espectador de la obra el encargado de tal tarea.
  • cómo toda abstracción, expresa emociones y sentimientos.
  • no tiene intención de perdurar en el tiempo, aunque puede hacerlo. Cuando una obra se degrada puede adquirir una nueva idiosincrasia.
  • como este texto, es imperfecto y está en contínua expansión y mejora.

© Ángel García Fernández, 2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *